Qué hacer para la retención de líquidos: Síntomas y remedios

Qué hacer para la retención de líquidos: Síntomas y remedios

Belén Serena
7 minutos de lectura

Listen to article
Audio is generated by DropInBlog's AI and may have slight pronunciation nuances. Learn more

La retención de líquidos, también conocida cómo "edema", suele ser muy habitual en la mujer. Puede llegar a ser muy molesto y, sin embargo, no se le llega a prestar la atención suficiente. En este post, te ayudamos a saber qué hacer para mejorar la retención de líquidos. Te presentamos sus causas y síntomas más importantes, los alimentos que debes incluir en tu rutina, los ejercicios físicos que se aconsejan y recomendaciones generales para su prevención. 

La retención de líquidos es la hinchazón causada por la acumulación anormal de líquidos en el cuerpo. El líquido se acumula bajo la piel, dentro de los tejidos que están fuera del sistema circulatorio. Se da con mayor frecuencia en los pies y las piernas pero, también puede aparecer en las manos, los brazos, la cara y el abdomen.

Causas de la retención de líquidos

Existe una predisposición hormonal, lo cual hace que suela aparecer en épocas de cambios hormonales como la menstruación o la menopausia. La retención de líquidos también es un signo que aparece en muchas enfermedades derivadas del corazón, hígado, riñones y alteraciones en la función tiroidea.

Causas más comunes de la retención de líquidos:

  • Hidratación incorrecta.

  • Consumo elevado de alimentos ricos en sal.

  • Seguir un estilo de vida sedentario. 

  • Cambios de temperatura.

  • Sufrir cambios hormonales como el embarazo, la ovulación, la perimenopausia y la menopausia.

  • Consumo de determinados medicamentos como estrógenos, corticoesteroides, antiinflamatorios no esteroides, fármacos para la tensión arterial.

Síntomas de la retención de líquidos

Si sufres retención de líquidos pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Inflamación, hinchazón o sensación de pesadez.

  • Menor flexibilidad en las articulaciones de los brazos, las piernas, los tobillos, las muñecas y los dedos.

  • Piel brillante, tensa o apretada.

  • Aumento de peso.

  • Reducción de la orina.

Consejos para prevenir la retención de líquidos

  • Cuidar la alimentación para que sea variada y equilibrada. Incluir cada día verduras y frutas variadas.

  • Reducir el consumo de sal. Utilizar condimentos como zumo de limón y especias como la cúrcuma, para potenciar el sabor de los platos y de esta forma poner menos sal en tus recetas. 

  • Asegurar una buena hidratación. Beber como mínimo 1.5L de agua al día. Mucha gente piensa que cuando existe retención de líquidos es mejor no beber agua y precisamente es todo lo contrario. El agua ayuda en la depuración del organismo para eliminar las toxinas y restablecer el equilibrio hídrico.

  • Incluir un diurético suave y seguro. Clean Detox, nuestro producto para la retención de líquidos apoya las funciones del hígado y ayuda a detoxificar el organismo. Además, ayuda a beber más agua ya que la fórmula se presenta en gotas que hay que diluir en agua.

Clean

Clean

22,90€

El poder de las plantas, todos los días. Fórmula purificante a base de ingredientes herbales para apoyar el hígado - órgano clave en la salud hormonal y responsable de procesar los tóxicos. BENEFICIOS: Apoyo en la desintoxicación natural del organismo. Antioxidante e… leer más

  • Mantener un peso saludable. Si padeces sobrepeso u obesidad te aconsejo que bajes de peso de una forma sana con la ayuda de un/a dietista-nutricionista.

  • Moverse. Practicar ejercicio físico o alguna actividad que te guste como caminar, patinar o nadar.

Alimentación basada en alimentos frescos

Muchas de las causas de la retención de líquidos son evitables si se adoptan cambios en algunos de los hábitos diarios. La alimentación juega un papel fundamental en la prevención y tratamiento de la retención de líquidos. 

Recomendaciones dietéticas para reducir la retención de líquidos: 

  1. Comprar alimentos bajos en sal o sin ella. Restringir el consumo de quesos curados y semicurados, ya que su contenido de sodio es muy alto. Evitar las conservas, los ahumados, los embutidos, la charcutería, los patés, la sobrasada y las salchichas, ya que también contienen elevadas cantidades de sal y conservantes.

  2. Elegir fuentes de proteínas saludables, como las legumbres (lentejas, garbanzos, judías blancas), pescado fresco o congelado (merluza, rape, lenguado), marisco (calamares, mejillones, sepia), huevos y carnes magras (ternera, cerdo, pollo, pavo y conejo).

  3. Incluir en las comidas y cenas una ración de verdura: todas están permitidas, son alimentos muy pobres en sodio. Limitar las verduras enlatadas por su contenido en conservantes ricos en sodio. Para reducir estas cantidades se aconseja lavar las verduras con abundante agua.

  4. Evitar las aceitunas y los frutos secos salados por su alto contenido en sal.

  5. Escoger cereales integrales sin sal.

  6. Bebidas: algunas aguas minerales tienen un contenido muy alto de sodio. Por lo tanto, debemos verificar la etiqueta para seleccionar aquellas marcas que contengan menos de 50 mg/litro.

  7. Eliminar las salsas como el ketchup, salsa de soja, caldos concentrados, alimentos precocinados y comidas rápidas preparadas.

  8. Utilizar métodos de cocción sencillos como horno, microondas o vapor y utilizar especias para potenciar el sabor del plato. Emplea poca cantidad de sal para sazonar tus recetas.

  9. Algunos estudios han demostrado que la Ashwagandha puede ayudar a reducir los niveles de cortisol en el cuerpo, una hormona que se cree está vinculada a la retención de líquidos. La reducción de los niveles de cortisol a su vez puede ayudar a reducir la retención de líquidos y la hinchazón.

Ejercicios para reducir la retención de líquidos en las piernas

Independientemente de la causa, ciertas medidas sencillas pueden mejorar tu problema con la retención de líquidos. Mover y usar los músculos de la parte del cuerpo afectada por la retención de líquidos puede ayudar a bombear el exceso de líquido y favorecer su eliminación a través de la orina. 

Consejos para reducir la retención de líquidos: 

  • Evitar permanecer sentado durante largo tiempo. Trata de cambiar de posición cada 20 minutos.

  • Practicar ejercicio diario ayuda a disminuir la hinchazón.
  • Piernas en elevación: sólo mantener las piernas entre 60 y 90º unos 20 minutos hace que por acción de la gravedad facilitemos el retorno venoso y proporcionamos cierto descanso al músculo cardiaco, ya que la sangre retorna “sola”.

  • Relajar las extremidades. Túmbate ahora boca arriba sobre la esterilla. Levanta las piernas y los brazos apuntando al techo. Dobla las articulaciones con cierto brío (sin exagerar demasiado) durante 15 segundos. Descansa y repite un par de veces.

  • Nadar. 

  • El ejercicio regular puede ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar el bienestar físico y mental, haciéndolo una herramienta efectiva para manejar el impacto del estrés en la vida diaria.

Nos encantaría ayudarte a profundizar más acerca de tu bienestar, si tienes dudas o alguna consulta nutricional, siéntete libre de escribirnos a nuestro correo destinado únicamente para contestar tus preguntas: care@superlativabotanicals.com


Bibliografía 

  1. https://www.cancer.net/

  2. Edema: Enfoque clínico (Medigraphic) 

  3. https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/edemas 

  4. https://scielosp.org/article/rpsp/1997.v2n1/57-58/es/ 

  5. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/edema/symptoms-causes/syc-20366493 

« Volver al Blog